¡hola! bienvenidos a este blog...

En este blog quisiera compartir mis invetigaciones, referencias y busquedas sobre tratados comerciales, relaciones diplomáticas y noticias sobre la relación económica de Venezuela con el resto del mundo. Espero que les agrade
.


viernes, 13 de mayo de 2011

EL SUCRE: HACIA UNA MONEDA REGIONAL

Algunos datos sobre la unidad financiera “sucre”en la integración comercial de Venezuela.
Rodolfo Bejarano/Latindadd
Desde tiempos inmemoriales la humanidad ha buscado intercambiar bienes y servicios que eran producidos por individuos o comunidades para satisfacer todo tipo de necesidades, lo que obligó al uso de distintos bienes que tenían cierto valor y que eran aceptados por todos. Por ejemplo, productos alimenticios, metales y conchas eran usados como medios primitivos de dinero.

Sin embargo, se encontraban con diversas trabas que no permitían realizar el trueque de la mejor manera, sobre todo desde la expansión del comercio a gran escala gracias al desarrollo del transporte y las comunicaciones, lo que llevó a buscar un medio que cumpliera con las tres propiedades con las que el dinero debe contar: i) ser un medio de intercambio aceptado por todos; ii) unidad de cuenta comparable con otros bienes; y, iii) conservación de valor. Así se llegó, varios siglos antes de nuestra era, al uso extendido del oro y la plata en forma de monedas similares a las que conocemos hoy en día. Mas adelante vendrían los billetes (o papel moneda) y el dinero electrónico.
Los acontecimientos en las últimas décadas nos han llevado a la hegemonía del dólar como medio de intercambio mundial convirtiéndose luego de los acuerdos de Bretton Woods a ser la única divisa convertible en oro, hasta que la pérdida de valor del dólar ocasionada por el déficit de los Estados Unidos en los 70s llevó a dejar de lado el patrón oro. Y aunque el dólar sigue siendo la moneda de referencia por excelencia en el sistema monetario internacional, la devaluación y la crisis internacional ha hecho que se empiecen a explorar otras alternativas, incluso algunos hablan de la posibilidad de volver a usar el metal precioso como reserva de valor y como medio de pago mundial.

Entre esas alternativas planteadas nace la idea de implantar un sistema de unidad de cuentas que elimine al dólar en las transacciones comerciales entre los países del ALBA, cuyo tratado constitutivo fue firmado en octubre de 2009 por sus respectivos presidentes y el que por fin logró el 27 de enero pasado entrar en vigencia: el Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (SUCRE). El Sucre constituye una moneda virtual que permite que quienes compran mercancía en otros países (que son parte del sistema) paguen en su moneda nacional y que quienes venden también reciban los recursos en la moneda local. Esto representa un ahorro de divisas y aminora el costo de las transacciones, lo que abre las posibilidades a de un mayor desarrollo comercial entre estos países.

Las transacciones se realizan a través de los Bancos Centrales de cada uno de los países miembros del ALBA (Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica, y San Vicente y las Granadinas) con un tipo de cambio de $1,25 por Sucre, lo que representa un valor intermedio con respecto al dólar y al euro. Las operaciones estarán supervisadas y reglamentadas por el Consejo Monetario Regional del Sucre, quien estará también a cargo del funcionamiento de la Cámara de Compensación y el Fondo de Reservas, que también son parte del nuevo sistema.

En su fase inicial el Sucre solamente será una moneda que servirá como unidad de cuenta común para el pago de las transacciones comerciales. Más adelante, servirá también como unidad de cuenta común entre importadores y exportadores, hasta finalmente llegar a su fase de consolidación en que incluirá la puesta en circulación de una moneda que tendrá valor como medio de pago y reserva de valor entre los países miembros y en sus respectivos mercados internos.

Son tres los países que hasta ahora promulgaron las leyes de ratificación de la nueva moneda: Venezuela, Cuba y Bolivia, con lo que quedó todo listo para el inicio de la primera operación de compraventa con el uso del Sucre, la que se materializó el miércoles 3 de febrero por un monto de 108 mil sucres (equivalentes a 135 mil dólares) por la venta de 360 toneladas de arroz venezolano de la Empresa Mixta Socialista Arroz del Alba S.A. a la Empresa Cubana Comercializadora de Alimentos (Alimport). La transacción se ejecutó entre los bancos centrales de ambos países a través de la plataforma tecnológica del Banco del ALBA. La próxima operación comercial será con textiles bolivianos.

Pero esto es solo el inicio, Venezuela ya ha definido los bienes a importar por en la primera fase, que culminó en junio de 2010, entre los que están maíz amarillo, arroz, frijoles, porotos y soya; cloruro de potasio, ácido sulfúrico, hilos de coser de algodón y alcohol isopropílico. Los bienes a exportar incluyen melones, plátanos, café, harina de maíz, mangos, jugo de naranja, cacao en grano y pasta, manteca, frijoles negros, sardinas, metanol, aceites blancos, lubricantes, sulfato de aluminio, alambre de aluminio y gasolina, entre otros. Lo mismo ha hecho Ecuador, aunque con una cantidad menor de productos en el listado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada